Los Blogueros dicen NO

sábado, 1 de mayo de 2010 ·

Robado de Nada es Casual




Ante tanta mierda contra los blogueros que dispararon esta semana, y leyendo unos textos de José Pablo Feinmann, se me ocurrió hacer una adaptación sobre unos párrafos del filósofo. Con el mayor de los respetos José.


El Bloguero no le teme al multimedio. Sabe que hay operaciones de prensa, que durante las madrugadas salen a tapar carteles cuando no, a pergarlos, que censura para adentro, que miente, que oculta información,etc. El ataque a los blogueros leales al Gobierno Nac&Pop es absoluto. Pero este ataque no impide que los Blogueros buscaran y conquistaran una identidad. Así, se encuentra a sí mismo en el más absoluto ataque. El Bloguero no se aparta de lo negativo. Sabe que el multimedia niega todo lo que los blogueros en resistencia informativa dicen. Pero los blogueros despliegan una fuerza mágica. Desde ahí, se atreven a negar al multimedia. A negar a eso que los niega. Esta fuerza mágica hace que lo negativo vuelva a ser. O, digamos más apropiadamente para nuestro tema, hace que lo negativo sea la fuerza identitaria de los blogueros. Somos la negación de quien nos niega. No tiene razón. No son invencibles. No nos van a destruir. Los Blogueros no los reconocemos. Los negamos. No somos ellos. Ellos no son nosotros. Somos uno la negación del otro. Estamos en esa beligerancia. Esa bligerancia sólo la negación puede expresarla.
“Los Blogueros dicen no” es ejercer sobre el dominador de la palabra la negación del dominado. Pero en ese mismo acto de negación el dominado se afirma a sí mismo. Cuando los Blogueros dicen “no” a los grandes medios de desinformación se están diciendo “sí” a sí mismo. Se trata de un mismo surgimiento. “NO” y “SI” se producen simultáneamente. No hay diferenciación temporal. Ni siquiera lógica. No bien se dice “los blogueros dicen no” a los concentradores de la palabra y la desinformación se dice “si” a los blogueros. Y entre ese “no” y ese “sí” se arma la trama que posibilita la praxis. A eso, Feinmann llama dialéctica. Sin superación, sin conciliación, sin teología. Pero sí al aparato conceptual de negación del Otro y afirmación del Sí mismo que genera la praxis de liberación.


No hubo ni habrá nada como la Resistencia Informativa. La hizo el cansancio, el hartazgo y la lucidez de los blogueros. No la condujo nadie. Ni pensaron en otro tipo de lucha, en censurar a alguien. Se reunieron en las parrillas, los clubes, sindicatos y los posteos comunes fueron ejemplares para imponer otra mirada. La tuvieron que lidiar con infamias y mentiras. Pero nada podrá detener la lucha de los blogueros. No significa que van a ganar. Eso nadie puede decirlo. Y ya se dijo demasiado. No. Significa que van a seguir peleando. Porque un día –en plena lucha de la Resistencia– apareció una pintada en un pequeño lugar que llevaba por nombre Villa Manuelita. Y expresa el empecinamiento de los hombres por pelear hasta el fin por eso que los hace –precisamente– hombres, su libertad. La pintada decía: Los yankis, los rusos y las potencias reconocen a la Libertadora. Villa Manuelita no. Por eso, los blogueros también dicen NO a la concentración informativa.
 
Excelente trabajo de Moo, sobre los textos de José Pablo Feinmann, filósofo muy leído, por lo menos en mi caso, aún a sabiendas de su apresurada opinión sobre los blogs. 

1 comentarios:

MOO dijo...
mayo 02, 2010  

chagraciasss

Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía