Cárcel al Hijo de Puta de Scollo

viernes, 11 de junio de 2010 ·





Baradero:

Hay personas -siniestras- que han vivido con la certeza de que el pasado nunca les va a pasar factura. Este es el caso de Cesar Scollo, que después de terminada la última dictadura militar, llevó adelante la vida de un personaje común y corriente, apenas el simple papel de un locutor de pueblo, dueño de una radio. 
Pensó que con el cambio de vestimenta que hacía, también cambiaba su pasado. La ropa manchada de sangre dejó lugar a la túnica periodística, que supuso como muchos de ellos suponen, al ponerse el overol de periodista, se están inmaculando, que resultan intocables, que son inobjetables. Pues apenas una crítica rosa a uno de ellos, llueven voces en defensa de la tan falseada libertad de expresión. Existiendo deformados de la talla de Leuco, que ante una broma por sus caras de culo, nos quieren hacer creer que ellos son los más acérrimos defensores del grito sagrado.
Pero gracias -no a una divinidad-  sino al sentido común de ciertos jueces, la memoria no tiene vencimiento. Es por eso que este hijo de remil putas, que fue, es y será Cesar Scollo, en buena hora este siendo procesado por crímenes de lesa humanidad. Este hijo de puta, que en su época feliz, andaba con una carpetita negra llena de nombres y apellidos, que tuvo el poder de decidir sobre la vida de los demás, le debe tocar una época como esta, dónde la memoria está más vigente gracias a la justicia. 
No importa que existan loros repetidores de los grandes medios, que quieren presentar estas situaciones como una revancha, como una embestida. Hay que dejarlos que se revuelquen en sus odios. Lo que nos tendría que preocupar más, es si fueran los miembros de la justicia, los que comiencen a repetir lo que los loros dicen. Mientras tanto celebremos esta época.
Cesar Scollo procesado es más que una buena noticia.

Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía