Más Clarito, Echále agua...

jueves, 11 de febrero de 2010 ·

MÁS CLARITO, ECHÁLE AGUA…

En Página/12 de este jueves hay un artículo de Rubén Dri intitulado “Las buenas intenciones y la política”  en cuya parte final analiza la discusión sobre el pago de la deuda con las reservas con una claridad meridiana. Por eso me pareció interesante hacerlo llegar a los que realmente piensan el país en serio.
“El caso de la política actual se refiere al tema de las reservas y de la deuda externa. Después del desastre provocado por la política neoliberal de los ’90, el gobierno de Kirchner procedió a una lenta reconstrucción del Estado y, en una situación de debilidad, pudo hacer una quita de un 70 por ciento a la deuda externa y llevar adelante una política económica de crecimiento que permitió tener en reserva 48 mil millones de dólares.
Cuando el Gobierno quiere pagar la deuda con parte de las reservas, todo el espectro opositor se levanta para defender las reservas que ellos, cuando fueron gobierno, habían liquidado. ¿Con qué se va a pagar entonces? Con el presupuesto, es decir, con los ajustes. El centroizquierda liderado por Proyecto Sur también se opone, pero lo hace para sostener la pura convicción de que no se pague la deuda ilegítima. Saben bien que en este contexto tal posición es puramente principista, con la nefasta consecuencia de que, si triunfa, la deuda se pagará con el presupuesto, es decir, con el salario, las jubilaciones, en una palabra con el ajuste. No será culpa de ellos. La culpa la tiene el otro.
Por otra parte, se oculta que lo que está en juego en toda esta movida de la derecha manejada por el grupo Clarín es el desgaste del Gobierno hasta, si es posible, su destitución y, con ello, el fin de la ley de medios, de la política de derechos humanos, la vuelta a las AFJP, el fin de la política latinoamericana de la Patria Grande, la vuelta a las relaciones carnales. De esto el principista no se hace cargo.”
Como siempre, todo depende del lado que se lo mire. Cuando la “gorda del Barrio Norte” y sus acólitos dicen que es una maniobra para usar las reservas con “manejos clientelísticos”, la verdad es que lo que no se quiere es pagarla con el ajuste del pueblo.
Y rescato la decisión de pagarla como una política nacional de sentido común, y genial la caracterización de Dri sobre los “principistas” de izquierda, que anteponen sus principios o dogmas a la gente. Por eso la zurda nunca entendió al peronismo. Son tan idiotas que no se dan cuenta que, sin desmerecer los principios, la prioridad la tiene la gente concreta de carne y hueso. Cuando uno está seguro de sus principios, puede negociar en la realidad, y conceder lo que sea posible, sin traicionar.
Eso es política. Parodiando aquella frase de Clinton: “es la gente lo que importa, estúpidos!”

E.F.


Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía