Pendejo caprichoso

sábado, 30 de enero de 2010 ·



Redrado es un pendejo caprichoso que se cree el centro del mundo

Apurado por el resultado de laBicameral, el pendejo presentó la renuncia que debió haber presentado hace veinti y pico de días atrás. 

La nota en página /12


Por Martín Piqué

Cuando Martín Redrado hizo trascender que a las 20.30 daría una conferencia de prensa en el Motel Marriott Plaza, el Gobierno se preparó para una respuesta inmediata. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, acordó con sus asesores que estarían atentos a lo que dijera Redrado para salir rápido con una réplica, si era necesario. Poco después de que el ex Golden Boy anunciara su renuncia unilateral, Fernández se comunicaba telefónicamente con la Presidenta, quien ya estaba en El Calafate. “Hay que salir a contrarrestar lo que está diciendo. Aparece como un prócer cuando boicoteó al Gobierno y a la Argentina”, coincidieron enseguida. Así fue que Fernández salió a contestarle a Redrado en simultáneo con la rueda de prensa. “Para nosotros la renuncia no existe”, dijo el quilmeño desde la pantalla de C5N. “El martes está el consejo de la Comisión (Bicameral), entonces una vez que se expida, la Presidenta tomará la decisión que tenga que tomar”, agregó.

La veloz réplica del jefe de Gabinete reflejó la interpretación que hizo el Gobierno del último movimiento del ex presidente del Central. Tanto la Presidenta como sus principales colaboradores, incluyendo también a Néstor Kirchner, leyeron la intempestiva renuncia como una decisión pensada para evitar que avancen en los Tribunales las acusaciones por mala conducta o incumplimiento de los deberes de funcionario público que pesan sobre el ex Golden Boy. “Redrado quiso hacer lo mismo que suelen hacer los jueces cuando se los denuncia ante el Consejo de la Magistratura por algún delito. La manera elegante de no ser inhabilitado de por vida y perder los beneficios jubilatorios es presentarle la renuncia a la Presidenta”, analizó ante Página/12 un ministro que tuvo bastante trabajo a lo largo de la puja judicial con Redrado y su numeroso equipo de abogados.

Tras hacer esa lectura, en el Gobierno concluyeron en que no había que aceptarle la renuncia. Desde que Redrado intentó frenar la puesta en marcha del Fondo del Bicentenario, y más aún luego de que se propusiera resistir su remoción, la Casa Rosada optó por la vía judicial. Entonces lo denunció ante los Tribunales. “Si ahora le aceptáramos la renuncia, entraríamos en contradicción porque lo habíamos denunciado judicialmente. Esas denuncias quedarían abstractas”, argumentó el ministro. En el Ejecutivo quieren que Redrado quede definitivamente afuera del Central pero bajo las imputaciones que figuran de manera expresa en el artículo noveno de la Carta Orgánica. Se trata de los cargos de “mala conducta” o “incumplimiento de los deberes de funcionario público”. Para llegar a ese desenlace primero se debe expedir la Comisión Bicameral del Congreso que encabeza el vice y titular del Senado, Julio Cobos.

Dicha comisión tiene anunciada una nueva reunión para el martes. Aparte de Cobos, los otros dos integrantes de la bicameral son los diputados Alfonso Prat Gay (Coalición Cívica) y Gustavo Marconato (FPV), titulares de las comisiones de Finanzas y Presupuesto. Aunque las sesiones de la comisión son secretas, se sabe que el Marconato ya presentó su dictamen. Ayer, el jefe de Gabinete ratificó que el Gobierno esperará el resultado de la Bicameral. “No se le acepta la renuncia (a Redrado) porque está el mecanismo en pleno funcionamiento y hay un compromiso del vicepresidente de la Nación y de los presidentes de Presupuesto y de Finanzas de Diputados. Ahora resulta que después de semejante descalabro y mamarracho, presenta la renuncia como si no hubiera pasado nada”, cargó otra vez Fernández contra el economista.

En el Gobierno evaluaron que Redrado decidió renunciar al comprobar que había perdido el apoyo del radicalismo. Pero también consideraron que la renuncia intempestiva lo dejaba mal parado incluso ante los bloques de la oposición. Aunque en un primer momento Redrado había amenazado con no prestar testimonio ante la Bicameral, al final concurrió al Congreso; terminó declarando el miércoles y el jueves. “Le tomó el pelo al Congreso. Dijo que no iba a declarar y al final fue. Después termina de declarar y al día siguiente renuncia. Acá se puso en marcha un procedimiento administrativo, por lo que la comisión tendrá que expedirse igual. Redrado es un pendejo caprichoso que se cree el centro del mundo”, aseguró a Página/12 el diputado oficialista Carlos “Cuto” Moreno, que no integra la bicameral pero siguió muy de cerca el debate por la remoción de Redrado como integrante de la Comisión de Finanzas.



3 comentarios:

Fernando Bonatto dijo...
enero 30, 2010  

No al cuete este tipo fue levantado a los altares de Neustadt en los noventa
solo pido que Blejer no ocupe su lugar

Ricardo dijo...
enero 30, 2010  

Renuncia porque ese es el mecanismo para salvarlo a Cobos, el 10 del equipo (Redrado quiso jugar de 7).
El DT Clarín le dijo: pibe, vos, salís, que podés hacer quedar mal a Cletito si vota a favor del Gobierno.

Saludos.

Margarita dijo...
enero 30, 2010  

A Cleto ya no lo salva nadie, han quedado totalmente al descubierto, la palabra justa es que TODOS SON MAMARRACHO y el que dirige UN GRAN BONETE DE CIRCO.
El Hijo se resguarda esta calladito calladito

Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía