Argentina y libertad económica

martes, 8 de marzo de 2011 ·




De acuerdo a los últimos reportes, Argentina tiene poca libertad económica - en la lista de las naciones esta al nivel de 138 abajo de Guinea y arriba de Vietnam. Esto debería ser razones de preocuparse.
Realmente?
Veamos como van otras naciones.
Según la lista China esta en la posición 135, Brasil 113, India, 123. y Rusia 143. Estas cuatro naciones son las que forman el famoso BRIC de naciones cuyo crecimiento económico las hace deseables para invertir. Tres de ellas estas arriba de Argentina, y una sola abajo. Pero ninguna de ellas se considera economicamente libre.
Vietnam, que es un poco menos libre que Argentina, tiene una economía en expansión.
En cambio vemos que Irlanda esta a nivel 7 - muy libre, y muy al borde de la quiebra. Estados Unidos esta al nivel 9, y no puede generar suficiente crecimiento económico para absorber los desocupados, Inglaterra esta a nivel 16, y también tiene la economía como la mona.
La correlación entre la libertad económica y el crecimiento no parece existir. Se podría, basado en estos datos, concluir que la correlación es negativa, pero eso no es posible afirmar, ya que existen países con libertad económica y con crecimiento, y países con poca o nada libertad económica cuya economía no repunta.
Hay algo que debe quedar claro, la libertad económica es un factor, pero dista mucho de ser el único.. Como ejemplo pongamos el caso de Arabia Saudita. Su índice de libertad es mas alto que muchas otras naciones (no. 69) pero no por eso se la considera un lugar deseable para ir. Nadie en su sano juicio abandona la Argentina para ir a poner un negocio en Arabia Saudita. Nadie abandona el buen vino, el ir a su iglesia, (o no) y el sentarse a mirar mujeres hermosas y elegantes por las calles para ir a buscar libertad económica donde esas cosas no existen.
En todo caso esa correlación directa entre la libertad económica y el crecimiento indica que los axiomas liberales sobre la no ingerencia del Estado en la economía no puede aceptarse mas como mandamientos divinos. En el mundo de hoy  una nación de gran libertad económica (EEUU) esta endeudada hasta el cogote, y es una nación de poca libertad economica (China) que es su mayor acreedor. Hay que sospechar que la ideología del libre mercado (la de Adam Smith) ha seguido al marxismo, -con su completo control de la economía por el Estado - al tacho de basura de la historia. Lo que existe hoy día, el ejemplo a seguir es el ingerencia del Estado en la economía, con cada país experimentando cual es la mejor mezcla de libertad económica y dirección del Estado. No existen formulas seguras todavía, y no todas las mezclas son exitosas. Pero ese es el camino.
Se lo podría llamar la Tercera Posición, si eso no fuese históricamente un error, dado que esta Tercera Posición es anterior al marxismo como modelo practico. Es el modelo basado en las teorías de Friedich List, cuya obra fue la creación del Zollverein, o unión aduanera de los principados alemanes, una unión que daría lugar la Alemania de Bismarck, que en unos pocos años se convirtió en una formidable potencia industrial, tan fuerte que dos guerras devastadoras no la destruyeron, y hoy en día Europa confía en ella su salvación económica.
Friedrich List es considerado el segundo economista famoso que produjo Alemania (el primero fue Marx). A diferencia de Marx, o de Adam Smith, su influencia no fue en medios académicos, debatiendo cuestiones teóricas, sino en la erección de una economía floreciente. Hay que recalcar eso. Adam Smith escribió cuando la economía de Inglaterra ya estaba en expansión - y su consejo, cuando fue aplicado en sus ultimas consecuencia, debilitó esa economía. Marx por mucho tiempo escribió para medios revolucionarios, que planeaban, algo utópicamaente que harían si alguna vez tomasen el poder. Friedrich List puso las bases para la expansión económica de Alemania.
Si otros leen sus libros y tratan de seguirlos no es tanto por el razonamiento que encuentran en ellos, sino por el ejemplo de como crear una potencia industrial en poco tiempo. No son tratados de filosofía, no son la exposición de una ideología. Son un manual de instrucciones de como levantar un país. Ha sido leído así y sus consejos han sido seguidos.
No es un autor que atrae ideólogos, o aquellos que necesitan una filosofía de la  vida. Los atraídos por el son personas de temperamento practico, dispuestos a intentar a costa de los propios errores. Un alumno aventajado, el irlandes Sean Lemass, se expreso así, cuando le reprocharan algunos fracasos "La única manera que conozco de no cometer errores es no hacer nada." Sin miedo a las demonstraciones académicas, o a declaraciones altisonantes de principios, el y tantos otros, se lanzaron a experimentar, a buscar la mezcla ideal de iniciativa privada e ingerencia del Estado, y a golpe y porrazo levantaron economías industriales donde no existían.
El tiempo de Marx se ha acabado. El de Adam Smith se hunde en endeudamiento. Y entre tanto, List que solo buscaba una manera de hacer rica a Alemania da lecciones que aun hoy soy de provecho.
Y Argentina? En Argentina, Jauretche leyó a List y popularizo sus teorías. Y hoy en día, Jauretche es quien inspira la política económica. La mezcla puede no ser ideal, puede que se hayan cometido errores. Pero puestos a elegir entre un modo de actuar que ha llevado a ser una nación endeudada - los EEUU, y uno que lleva a juntar pagares de otras naciones - China, quien no elegiría ser acreedor en vez de deudor?

Compartido por Adriana

1 comentarios:

Unfor dijo...
marzo 08, 2011  

Buenísimo post.

Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía