Yo sé el por qué de tu bronca.

lunes, 22 de noviembre de 2010 ·


 
¿Por qué te calentás? 
Si el día por fin 
nos perteneció a todos,
a los que queremos la Patria Grande,
a los que elegimos la libertad
antes que la opresión,
muy a pesar de estar presentes
muchos de los que venían ocultando
esta batalla entre días comunes,
muchos cipayos que sufrieron
al ver a un gobierno Nacional y Popular
hacer de este día olvidado
el día más argentino,
el día de mayor identidad,
el día de la memoria
por esos nuestros 
que murieron
para que no fuéramos otros.

Yo sé el por qué de tu bronca.
El ver tantos gorilas juntos
en espacios pertenecientes
a la gente de genuina militancia,
a los que embanderan su pasión
a los que embargan su tiempo
para ser agradecidos
esperando la simpleza 
de un saludo de reconocimiento,
esos que no se habían confundido
cuando eligieron defender este colectivo.

Yo sé el por qué de tu bronca.
El ver tantos hipócritas trajeados juntos
que solían estar a la vera de la ruta
en apoyo a los que eructaban de llenos
entre queja y queja,
entre llanto y llanto mal actuado.
y que siguen mintiéndole al pueblo 
al esconder que trabajan todavía
para los grandes poderes económicos.

Yo sé el por qué de tu bronca.
Porque no podés creer todavía
que se les haya pasado de largo
esa falta de respeto 
esa burla a propósito
hacia las Madres de Plaza de Mayo
al permitir que un "colaborador"
de la última dictadura militar,
un tremendo hijo de puta,
estuviera de cuerpo presente
con la cinta amarilla en su muñeca
que lo autentificaba como periodista,
esa misma muñeca 
con la que señalaba y decidía
quien era subversivo y quien no,
quien desaparecía y quien no.
quien seguía vivo y quien no.

Yo sé el por qué de tu bronca.


Nota: En el Acto de conmemoración de la Batalla de Vuelta de Obligado, se hicieron presentes personajes impresentables, que pretenden subir a este colectivo, cuando antes intentaron por todos los medios de frenar su viaje.
Entre ellos se encontraban Monfasani, actual presidente del Partido Justicialista y concejal, quien en el conflicto con el campo defendió la postura egoísta de la mesa de enlace. Quién tomó la decisión de llevar como segundo concejal, a un acérrimos anti k y antiperonista como el Dr. Artenzio, quién no dudaba al hablar por los medios, en invitar a votar a De Narvaez, dejando de lado a nuestro candidato, el inolvidable Néstor.
También estuvo presente el Intendente de la vecina ciudad de Baradero, Carossi, quien a pesar de presentarse ante los medios como un verdadero ultra K, por debajo se le reconocen muy buenas relaciones con los poderes económicos del sector del campo, también una muy buena amistad con el procesado César Scollo, quien participara en la última dictadura militar como entregador. Dicho Intendente semanas atrás había afirmado que no quería que sus ciudad se convirtiera en San Pedro, que está plagada de paco, marihuana y cocaína.
Otro que concurrió fue Carlos Rotundo, eterno candidato. Eso solo, eterno candidato, que no comparte para nada el modelo de gobierno, y quién más de una vez se ha presentado como un opositor a las ideas del Kirchnerismo.

Estos últimos mencionados, menos Scollo, pueden decirme que era un acto de la Soberanía Nacional y que nos pertenece a todos, pero no por eso van a dejar de ser hipócritas con claras intenciones de subirse a este colectivo que antes intentaron frenar.
Dije menos Scollo, y tiene una razón. Este hijo de puta es un tema aparte. Este ser siniestro con su presencia en el acto, no hacía más que contribuir a la burla a las Madres de Plaza de Mayo que estaban en el mismo. Su presencia era una provocación hacia el inmenso dolor de quienes todavía buscan a sus hijos. Esta persona disfrazada de periodista, se ufanaba en un medio de Baradero, de ser quien señalaba a otras personas como supuestos subversivos. Este hijo de puta tenía en sus manos la decisión a su antojo de decir quien vivía y quién no.
Procesado y todo, se presentó en el acto.
Esto es una de esas cosas que no puede volver a pasar.

Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía