El uso de los impuestos

miércoles, 28 de julio de 2010 ·

Ahora, desde la Madre Patria que nos parió, específicamente desde el periódico El País vuelven a cargar con el tema del programa 678, y su supuesta financiación con impuestos y publicidad oficial. Se suman así, a la preocupación de todos aquellos a los que el programa ha descaretado, la cual hace hincapié en saber en qué se gastan el dinero de los impuestos, como si no existiera persona alguna que lo hiciese esto último y que desease ver un programa de este estilo por la tv pública.
Como ya dije, se gasta más en mantener a los voceros de la fe, y que sin embargo hay personas que pagan sus impuestos como cualquier otro cristiano, que no pertenecen a la fe católica, y no veo que pataleen tanto como los gatafloras con 678.
Quien firma la nota, en la misma afirma que el "polémico magacín" carece de ecuanimidad, y lo dice, desde una nota (que no precisamos leerla toda para darnos cuenta) a la que le sobra tendencionismo.


'6-7-8', el programa de los Kirchner

Un polémico magacín de la televisión pública argentina se dedica sin el menor empacho a desacreditar a la oposición y a los medios que critican al Gobierno.

El programa se llama 6-7-8 y quizás no es el de mayor audiencia, pero seguramente es el más polémico y el más seguido en las redacciones de Argentina. Lo emite la televisión pública, Canal 7, financiada con impuestos y publicidad oficial, y se dedica todos los días, sin disimulo y en horario estelar, a descalificar a la oposición y a desacreditar a los periodistas críticos con el Gobierno.

Se presenta como un "resumen crítico de lo que pasa en los medios" y utiliza un amplio archivo audiovisual para subrayar las contradicciones de políticos y periodistas, manteniendo, en general, un tono jocoso. El problema es que no tiene, ni pretende tener, la menor ecuanimidad. Las únicas voces que se oyen son las que defienden al Gobierno y las únicas críticas que se emiten, las que afectan a los enemigos de los Kirchner. Es obra de una productora llamada Pensando para Televisión, que dirige Diego Gvirtz, de 45 años, un experto en televisión que se ha convertido, según escribe Esteban Schmidt en la revista Rolling Stone, en el "superhéroe inesperado" de los Kirchner. EL PAÍS intentó contactarle, sin éxito.
Luciano Galende, presentador del programa, lo defiende sin empacho. "¿Un programa de apoyo explícito al Gobierno? Sí, claro que sí. Muy explícito. 6-7-8 se califica a sí mismo jocosamente de mierda oficialista, y en eso somos más honestos que otros. Decimos lo que somos". Mierda oficialista es una canción chistosa que emite el programa. "Nosotros compensamos el mensaje hegemónico contra el Gobierno y divulgamos su pensamiento", insiste.


Para leer la nota completa: El País.

Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía