El restaurador

domingo, 6 de junio de 2010 ·



Cuando nos comprometemos con la idea de restaurar algo, sabemos de antemano que eso connotará un costo, y que aunque nos acerquemos bastante a la forma original, nunca es lo mismo. Es por eso que algunos buscan a los mejores en restauración, cualquiera sea el rubro en que lo hacen.
Sabemos que Redrado intenta, o intentó, conformar ese arco político que es la ensalada opositora, con el objetivo de sumar una fuerza más, a ese empeño de restaurar los años 90, el neoliberalismo, eso de que es el mercado el que manda, nuevamente en el país. Sabíamos también, que era partidario de que el ahorro público se reserve, en vez de poder usarlo para liquidar nuestras deudas, y en cambio endeudarnos más con el claro objetivo de empobrecernos. Restaurar los 90 como dije antes. 
Pero lo que no sabíamos era que el tipo tenía otro proyecto paralelo de restauración. 
Dicen que la cirugía de Himen sale un frangote de guita, y que cuando hay mucho por rellenar,  (ni el mejor soldador de Atucha podría hacerlo) hay que acudir a los mejores especialistas. Y los mejores especialistas siempre son caros. 
Es más, los hijos de puta que viven del puterío de la farándula, aseguran que por este proyecto, Martín se habría quedado sin reservas, y que esto lo habría empujado a escribir el libro del mismo nombre: "Sin Reservas", para poder sustentarlo.



Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía