No eran objetivos, sino que señalaban los objetivos

martes, 16 de marzo de 2010 ·

Hubo aquí un notero de un medio local, precisamente una radio, que supo mantener una excelente relación con los uniformados. Tanta o tan buena era su relación, que tumulto de gente o manifestación que había en la ciudad, este preparaba para el comisario un listado de las personas más importantes que las llevaban a cabo. 
La única diferencia con estos dos hijos de putas espías del batallón 601, es que este notero no siguió haciéndose el periodista, sino que optó por seguir con lo más quería o con lo que  llevaba en la sangre, y hoy se lo puede ver uniformado manejando un móvil policial, recorriendo las calles de San Pedro. (Persiguiendo objetivos ¿tal vez?)
En otras palabras de ser un "forro" por amor al arte, camuflado de periodista, decidió blanquear su situación y ser un "forro real" con uniforme y sueldo.

Aquí la noticia:


Revelan en Tucumán que dos periodistas fueron espías del Ejército
La difusión de la lista del personal militar y civil del Batallón de Inteligencia 601 del Ejército entre 1976 y 1983 causó revuelo en esta provincia, pues figuran en ella dos conocidos periodistas locales.

Son Osvaldo "Cacho" García, jefe del informativo del Canal 10 de televisión -propiedad de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y del Estado provincial-, y Roberto Alvarez, periodista de larga trayectoria en la radio y la televisión de cable tucumanas, que se desempeña hoy profesionalmente en el Congreso de la Nación.

Sus nombres están incluidos, junto con los de otros 125 hombres y mujeres, en la nómima del Personal Civil de Inteligencia (PCI) del Destacamento 142, que tenía asiento en Tucumán, del Batallón de Inteligencia 601 del Ejército. La función que ambos cumplían, según la lista, era la de "agente de reunión" de información.

La lista completa del personal del Batallón 601 en todo el país durante los años de la dictadura, que incluía a 4.300 civiles, fue desclasificada en enero último por un decreto de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Fue la primera vez en la historia argentina que se tomó una medida de ese tipo y Clarín fue el primer medio en dar a conocer el hecho el 21 de enero pasado.

El Batallón 601 ya no existe y ha sido reemplazado ahora por la Central de Reunión de Inteligencia Militar (CRIM).

La revelación sobre los colaboradores civiles de la represión militar coincide en Tucumán con el juicio oral por la desaparición de 22 personas, entre ellas el periodista de Canal 10 Eduardo Ramos y su esposa embarazada, en el centro clandestino de detención que funcionó en la Jefatura de Policía local.

García, actualmente jefe del Departamento Informativo de Canal 10, ingresó a la emisora como simple locutor en enero de 1968 y es una figura muy familiar para público tucumano, ya que durante décadas fue la cara del noticioso.

Tras difundirse la noticia de que su nombre estaba en la lista, el rector de la UNT, Juan Cerisola, hizo saber mediante un comunicado de prensa que había instruido a sus representantes en el directorio del Canal 10 de TV para que "pongan a disposición de la Justicia o cualquier organismo oficial que lo requiera toda la información pertinente" al caso de García. Y que les había ordenado "impulsar todas las medidas que sean necesarias tendientes a esclarecer esta situación".

Lo dispuesto por Cerisola no conformó a los organismos de derechos humanos de Tucumán, que presentarán un pedido al rector para que "hasta tanto la Justicia se expida sobre su caso, para lo cual pueden pasar otros quince o veinte años, García tenga la sanción social que merece y se lo separe de la conducción del informativo", según le anticipó a Clarín ayer Marta Rondoletto, integrante de Familiares de Desaparecidos de Tucumán.

"García no es un periodista más, en una reunión del consejo superior, el año pasado, un miembro del directorio del Canal 10 lo señaló como el responsable de la línea editorial del informativo", resaltó Rondoletto.

En tanto, García, quien se encontraba de vacaciones desde diciembre último, se presentó ayer a trabajar, pero fue enviado a su casa hasta nuevo aviso, según le dijo a Clarín una fuente de Canal 10.

 16 de marzo de 2010 (clarín)

Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía