Un día Peronista

viernes, 16 de octubre de 2009 ·




Un pujante palpitar sacudía la entraña de la ciudad. Un hálito áspero crecía en las densas vaharadas, mientras las multitudes continuaban llegando. Venían de las usinas de Puerto Nuevo, de los talleres de Chacarita y Villa Crespo, de las manufacturas de San Martín y Vicente López, de las fundiciones y acerías del Riachuelo, de las hilanderías de Barracas.

Brotaban de los pantanos de Gerli y Avellaneda o descendían de las Lomas de Zamora.

Hermanados en el mismo grito y en la misma fe, iban el peón de campo de Cañuelas y el tornero de precisión, el fundidor, el mecánico de automóviles, el tejedor, la hilandera y el empleado de comercio.

Era el subsuelo de la patria sublevada. Era el cimiento básico de la Nación que asomaba como asoman las épocas pretéritas de la tierra en la conmoción del terremoto... eran los hombres que están solos y esperan, que iniciaban sus tareas de reivindicación”.


(Raúl Scalabrini Ortiz)


2 comentarios:

Fernando Bonatto dijo...
octubre 16, 2009  

bellas palabras de Scalabrini describiendo un momento unico de nuestra historia
pasa por mi blog, algo escribi al respecto.

MONA dijo...
octubre 17, 2009  

Cuenta Arturo Jauretche refiriéndose a los viejos partidos políticos “El país ya era otro país y no quisieron entenderlo”
Y agrega: “La nueva realidad no cabía ni en el sindicalismo, ni en los partidos políticos preexistentes... El 17 de octubre, más que representar la victoria de una clase, es la presencia del nuevo país con su vanguardia más combatiente y que más pronto tomó contacto con la realidad propia... Lo viejo no comprendía al país nuevo, tampoco se dio cuenta que ya no podía representar la dirección del país y mientras discutía sus rivalidades, el nuevo actor tomó posesión del escenario”.
Hoy, a 65 años, los compañeros cuidamos ese escenario, por todo lo que aprendimos de Perón...
¡¡¡FELIZ DIA de la Lealtad!!!

Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía