¡Se vienen las hogueras públicas!

jueves, 8 de julio de 2010 ·



Por diversos motivos hacía tiempo que no posteaba nada. Bah, en realidad apenas 8 días, y la verdad de la milanesa (que hasta ahora no la sé) es que me estaba dedicando más a leer,  que a andar cometiendo errores de gramática. Lo que me llevó a reencontrarme con la "creación de entradas", no fue otra cosa que la convocatoria por parte de Bergoglio, a una "guerra de Dios", y como no sé qué grado o escalafón tiene en el mambo eclésiatico, en adelante presiento que le llamaré "El teniente", pues llamarle General sería una herejía hacia Juan Domingo. 
El teniente, cómo dije, afirmó que esto es una "movida del Diablo", e invitó a prepararse para la guerra, como si estuviésemos viviendo en el siglo XIV. No se asombren si mañana o pasado, sale a pedir conciencia en el ahorro de leña, para las futuras hogueras públicas, con las que van quemar a todos esos Giordanos Brunos que están a favor del proyecto de ley de matrimonio, entre personas del mismo sexo.
Me pregunto si cosas como estas, típicas de un excesivo bebedor de sangre, no alejan más a las personas, de la posible coincidencia con sus semejantes, en la Fe. Siempre creí que un tema como por ejemplo el desciframiento del génoma humano, le iba a romper más los huevos, que cualquier cambio en las costumbres sociales. Me refiero a la costumbre social de ser discriminatorio. 
La iglesia por intermedio de algunos personajes que la componen, me hacen acordar a Tinelli, pues hacen y deshacen lo que pueden, para mantenerse en el tiempo y en el poder. No importa si ahora te refregamos las santas escrituras en la cara, afirmado que ahí está la verdad, si antes casi casi lo quemamos vivo a Fray Luis de León, por traducirlas con el fin de hacer conocida la palabra divina. 
¿Contradictorios nosotros? No, que va.

2 comentarios:

Natalia dijo...
julio 09, 2010  

yo soy católica (practicante) pero actitudes como esta de Bergoglio me REPUGNAN, para mi el mensaje de Cristo se basa en el AMOR sobre todas las cosas, no en la necesidad de procreación ni en la subyugación de la sociedad para que hagan lo que la Iglesia quiera

Prefiero que dos gays se casen y sean felices a que cada uno de ellos se case con una mujer y las hagan infelices a ellas, a sus hijos y a si mismos

Unfor dijo...
julio 09, 2010  

Muy bueno el remate final.

Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía