Traducción

sábado, 1 de agosto de 2009 ·

¿Qué quiso decir?

Cuando Biolcatti en su discurso de apertura dijo: unidos continuaremos esta tarea que iniciamos juntos, y sumaremos a otros actores para sacar al país de la crisis y terminar con la pobreza. En realidad quiso decir: seguiremos unidos tratando de desestabilizar a un gobierno que no es de facto, como el que nosotros pretendemos. Y en lo referido a los actores: se nos uniran también los no civiles para comenzar este cambio, y seguiremos el ejemplo de Mauricio Macri, aquí presente, quien está realizando un gran trabajo en lo que se refiere a eliminar la pobreza. Y el haber empezado por borrarla de la vista de los demás, es un buen comienzo.

Donde dijo: Hay que decir basta a la pobreza. No debe existir ni un solo argentino con hambre, quiso decir: Basta ya estoy podrido de los pobres. No quiero que se me cruce uno solo, hay que eliminarlos y así van a ver como se termina con la pobreza. Cuando se detecte a alguien que está balbuciendo su hambruna, este mendigando, hay que liquidarlo, y vas a ver como dejás de escuchar a la gente que tiene hambre.

Donde dijo: San Martín, Belgrano y Sarmiento hicieron la Patria sin superpoderes, además murieron en la pobreza sin tener que presentar declaraciones juradas. Lo que realmente pensó es: que manga de boludos estos tres, hacer la patria sin haber rasguñado nada. Pero lo que quiso decir es: Nosotros queremos parecernos a nuestros próceres, en lo de no presentar declaraciones juradas, me refiero. No queremos por nada del mundo morir pobres, y mucho menos hacer Patria.








1 comentarios:

MONA dijo...
agosto 04, 2009  

Es tal cual como vos lo expresás. Realmente se sinceró el "compañero" Biolcatti: "Cuando el campo dice Patria, anhela la época en que fue el granero del mundo".
Por primera vez habla claro. Quiere volver a la edad de oro, a la época del centenario, que encontró al País en estado de sitio.
Cuando nuestro País era llamado “el granero del mundo” los terratenientes estaban muy conformes con su manera de ganarse la vida. En la medida en que sus riquezas pasaron de ser abundantes a fabulosas, nuestra oligarquía fue abandonando la sencillez campestre y se dedicó al lujo más desenfrenado. Entonces no invirtieron, no se modernizaron, no industrializaron sus productos, lo cual hubiera podido transformar a nuestro País en una potencia. Nuestros productores rurales cobraban las exportaciones en libras o en oro, y les pagaban a sus empleados y a sus proveedores nativos en pesos, generalmente devaluados. Cuanto menos valiera la moneda nacional, más ganaban ellos.
Saludos

Secuaces

Peronachos

PJDigital.org

Portal de Noticias

En Sintonía